Bossa castellana

Tras la temporada en Barcelona, el musical La Canción de Ipanema trae a Madrid lo mejor de la Bossa Nova

Bar Veloso, en el corazón de Rio de Janeiro, es el ambiente. Allí, los amigos Vinicius de Moraes y Tom Jobim charlan, beben uísque y componen algunos de sus más importantes temas. Ese es el clima a lo cual nos transporta La Canción de Ipanema, el primero musical dedicado al estilo de música que referencia Brasil en todo mundo.

Firma el proyecto José Luis Sánchez, autor de la biografía de Tom y que en el tablao escenifica Vinicius. Él, que ya vivió en Brasil, cuenta que es un apasionado por el estilo musical hace mucho, sin embargo la idea de hacer el espectáculo surgió un par de años atrás.

La trama aborda la composición del tema “Garota de Ipanema” (la canción más ejecutada del mundo después de Yesterday), pero más allá la historia de amor “imposible” entre el Poetinha y una chica 30 años más joven.   

El reparto mezcla españoles y brasileños. Y, aunque los temas son en portugués, unos fueron adaptados al castellano – mismo idioma de las tres canciones compuestas especialmente para el musical.

La Canción de Ipanema llega a la capital española tras una exitosa temporada de estreno en Barcelona. Hay algunos cambios entre los dos montajes; en Madrid dos músicos más integran el reparto. La dirección está a manos de Andres Morte, fundador de La Fura dels Baus y director del teatro Mercat de les Flors de Barcelona.  

Vinicius (José Luis) se dacanta por una chica 30 años más joven (Africa)

La chica por la cual Vinicius se decanta es interpretada por Africa Romero, catalana que a despecho veinteañera es formada en canto, danza y tiene grado en flauta travesera. La chica de Ipanema “así reconocida”  es vivida por Lari Antunes, actriz y cantante brasileña que vive en Barcelona hace cinco años. Tom, mejor amigo y parcero de Vinicius en incontables temas, en Madrid es Jordi Cadellans. 

A los músicos brasileños Gabriel Fortunato y Bruno Butenas Lopez se suman para la temporada madrileña el también brasileño Ed Moreira y la barcelonesa Eugenia Crispín, pianista y profesora del Taller de Músics.

La historia se pasa en 1962, año del emblemático concierto Um encontro, que puso por primera vez Tom, Vinicius e João Gilberto, entre otros nombres, sobre el mismo tablao. “En toda creación hay algo de ficción. Pero intentamos ser fieles al que es real” cuenta Sánchez. Sin embargo, la fuerza del espectáculo viene principalmente de la historia de amor narrada – junto, claro, a los temas de la Bossa Nova que son referencia brasileña en todo mundo. No se trata de un musical “estándar”, un broadway, dice el actor Angel Padilla. Es un musical a su manera, una historia cuyo hilo acompaña las canciones. Africa incluso subraya la manera con que los temas cuadram a la perfección con la narrativa vivida por los personajes.

Saudade, ese sentimiento y esa palabrita tan nuestra y imposible de tradicir, que aparece en tantos temas brasileños, es citada por Sánchez. Esa añoranza, esa morriña que no es necesariamente mala, pero que nos trae el recuerdo de un amor que, aún ya finiquitado, deja el placer de haber existido. Quedamos con Chega de Saudade para nombrar uno, canción grabada por Elizeth Cardoso en 1958 y que titula el LP de estreno de João Gilberto, que en cierta manera marca el inicio del movimiento.

Aposta por el amor y por el diálogo

Lari e José Luis entre canciones

Casualmente, en el mismo día de la rueda de prensa, en el Congreso de los Diputados Pedro Sánchez y Pablo Casado peleaban por los indultos concedidos a los presos catalanes detenidos en el juicio del procés. Ambos podrían escuchar lo que hablaba concomitantemente, a pocos metros del Hemiciclo y en un contexto totalmente distinto, el autor del musical: “ese es el mensaje de la obra, es lo que queremos transmitir, en esa época tan especial, tenemos que apostar por el amor y por el diálogo“.

No tan casual fue la selección de uno de los dos cortes presentados a los periodistas ser Apesar de Você, canción de Chico Buarque composta mientras transcurrían los interminables 21 años de dictadura militar en Brasil. Un golpe que vigoró de 64 hasta 85 (no obstante los brasileños tuvieron que esperar hasta 89 para poder votar). Un período en el cual miles de personas fueron asesinadas y torturadas en manos de un gobierno golpista, autoritario, antidemocrático y de aspiración fascista. Bueno, me refiero al gobierno militar de 64, no obstante no hay mucha diferencia a lo que pasa hoy en Brasil. O sí, quizás sí que haya: en tiempos de pandemia, hoy estamos mucho peor.


La Canción de Ipanema – El musical

Del 2 de julio al 1 de agosto de 2021 – miércoles a domingos a las 20h.
Teatro Fígaro – Calle Doctor Cortezo 5, Madrid. Entradas aqui.
El reparto de La Canción de Ipanema: medio español, medio brasileño

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s